jueves, 16 de junio de 2011

Equipamiento básico de seguridad contra incendios en el hogar


   La mayor parte de los incendios en las viviendas se produce por sobrecarga en la red eléctrica, instalaciones eléctricas defectuosas, descuidos (dejar encendida una estufa toda la noche, un cigarro mal apagado, dejar velas encendidas sin vigilancia, dejar la sartén en el fuego mientras se atiende una llamada, etc.) e inexistencia de medidas básicas de seguridad contra incendios en los edificios.
Sin embargo, la mayoría de expertos en seguridad opina que poner en marcha una serie de medios y medidas básicas de protección contra incendios en el hogar contribuyen a la salvaguarda de vidas y bienes.Es muy importante que las personas tengan los conocimientos suficientes para reaccionar de una manera eficiente ante la aparición de un incendio.
Una buena fórmula utilizada en muchas países europeos es la impartición en las escuelas y universidades de cursos y talleres sobre “cómo comportarse en caso de incendio y qué medidas de protección se deben adoptar”.
Quizá, los responsables en la materia deberían plantearse este tipo de formación en
la instalación de las medidas básicas de protección contra incendios en las viviendas es de vital importancia. Países como Alemania, Inglaterra, EE. UU., Australia, etc., exigen desde hace tiempo mayores dotaciones de seguridad en el hogar para evitar los incendios, con muy buenos resultados.
Estas instalaciones básicas de seguridad, comprenden la denominada Protección Pasiva, que consiste en instalar: elementos constructivos y productos especiales dispuestos para evitar el inicio del fuego (ignifugación de los materiales), evitar que se propague (compartimentación, cerramientos, sellados y protección estructural) y facilitar la evacuación de las personas y una actuación segura de los equipos de extinción.
Y la Protección Activa, que se compone de una serie de equipos y sistemas para detectar y extinguir un incendio, como el extintor: en la primera fase del incendio, en rápida utilización es muy eficaz. Se maneja fácilmente; los sistemas de detección: avisan inmediatamente que ha comenzado un fuego, lo cual permite adoptar medidas de intervención inmediatas y eficaces, y los sistemas de rociadores automáticos, pueden sofocar el incendio con la acción directa del agua a través de los rociadores que son alimentados por tuberías. Se activan automáticamente.
Asimismo, en el rellano de entrada a cada piso es conveniente instalar una BIE 25 mm. Boca de Incendio Equipada, un equipo de gran utilidad en la primera fase de un incendio. 

leido en: bomberosnews

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario. Gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...